La Fascinante Historia del Excéntrico Castillo Naveira de Luján

Construído en 1840 por Ernesto Moreau, arquitecto de la Basílica de Luján, este misterioso castillo ha permanecido vedado al público por decenas de años.

La Fascinante Historia del Excéntrico Castillo Naveira de Luján

Construído en 1840 por Ernesto Moreau, arquitecto de la Basílica de Luján, este misterioso castillo ha permanecido vedado al público por decenas de años.

C

orre el año 1841, y Enrique Beschtedt ha comenzado a planear para su propiedad en Luján un proyecto más que ambicioso. Ese terreno de ombúes y sauces a la vera del río ofrece la oportunidad perfecta para alojar lo que se convertirá en una pieza arquitectónica única: un castillo neogótico que remite a escenas de otras tierras.

Breschtedt cuenta con la ayuda de dos talentosos artistas belgas: Ernesto Moreau, uno de los ocho arquitectos que trabajaron en la Basílica de Luján, y el paisajista Augusto Flamant, quien cubre el terreno con una gran variedad de árboles de especies autóctona.

El Castillo Naveira a principios del Siglo XX
El Castillo Naveira a principios del Siglo XX

A medida que las principales obras se van completando, Enrique se instala en él con su única hija, Irene. Al castillo lo llaman “San Enrique”, y es allí mismo también que Irene se casa con el Dr. Domingo Fernández, con quien tendrá numerosos hijos: Elina Lucía, José Salvador, Alberto Manuel, Adolfo María, Manuel José María Flavio, Enrique, Alfonso Rodrigo, Enriqueta Matilde y Maria Inés.

Desafortunadamente, en 1913 los Fernández Beschtedt deben desprenderse de “San Enrique”, dándole a una nueva familia la oportunidad  de habitar el fantástico castillo.

El Castillo Naveira - Entrada Principal y Patio de Armas
El Castillo Naveira - Entrada Principal y Patio de Armas

El castillo pasa entonces a manos de Doña Matilde Golpe Brañas, nacida en 1855 y viuda del escribano y cónsul de la Argentina Manuel Naveira.

Entre las propiedades de Naveira figuran 159 haciendas y más de 49.000 hectáreas de tierra en La Pampa, incluyendo varias estancias para ganadería y agricultura.

Doña Matilde decide cambiar el nombre del castillo a “San José”, patrono de su hijo José Roque (“Pepe”) Naveira. Años mas tarde, y entusiasmado con el arte gótico, Pepe contrata nuevamente a Ernesto Moreau para continuar la ampliación de la residencia. 

Retratos de Manuel Naveira, y Matilde Naveira con su hijo José Roque (Pepe)
Retratos de Manuel Naveira, y Matilde Naveira con su hijo José Roque (Pepe)

La casa y el parque continuaron creciendo, y es gracias al esfuerzo de la familia que hoy pueden encontrarse en la propiedad árboles de más de cien años.

En 1922, Pepe Naveira se casó con Elina Fernández Beschtedt, hija de Enrique y quien había nacido en el mismo castillo 25 años antes. Sus hijos pasaron a llevar entonces los dos apellidos que habían sido parte de la historia de la propiedad: Naveira Fernández Beschtedt.

Aunque el castillo ha permanecido cerrado al público por casi 150 años, recientemente han comenzado a hacerse visitas guiadas por el interior.

El Castillo Naveira a Principios de Siglo - Interior
El Castillo Naveira a Principios de Siglo - Interior
El Castillo Naveira a Principios de Siglo - Dormitorio de Manuel Naveira
El Castillo Naveira a Principios de Siglo - Dormitorio de Manuel Naveira
El Castillo Naveira a Principios de Siglo - Dormitorio de Matilde Naveira
El Castillo Naveira a Principios de Siglo - Dormitorio de Matilde Naveira

Más Orígenes e Historias

Más Guías y Tutoriales

Más ADN y Genética

Servicios

Leave a comment